miércoles, diciembre 20, 2006

Te pasa por despotricar.-



Todas tus conclusiones,
y todas las palabras,
huyeron como cabras,
al saberse ilusiones.

Castigaste de antemano,
gritando e insultando,
anduviste provocando,
y te ofuscaste en vano.

Hoy gane sin apostar,
el silencio fue la gloria,
así nomás es la historia,
te pasa por despotricar.

Osvaldo Facundo Benítez Meabe