lunes, abril 23, 2007

En mis ojos estará el fuego.-

Que bajo caíste siguiendo a tu ego,
tan lejos llegaste y no avanzaste un metro,
volviste atrás en tu camino,
sentenciaste tu destino.

De mí ya no tendrás nada,
ve a ver si encuentras algún hada,
que te devuelva la cordura,
sacándote tu amargura.

Tanta idiotez tan concentrada,
fluye de ti mucha pavada,
no puedo sacarte una idea profunda,
tuyas serán cuando te hundas.

Más no estará mi mano para sacarte,
te mirare hasta que me harte,
y en mis ojos estará el fuego,
que encendió alguna vez tu ego.

Osvaldo Facundo Benítez Meabe