24 de Enero

domingo, enero 24, 2016

Aún hoy, que la esperanza vuelve a llenar las velas de mi destino me es imposible sonreír sin sentir que se me estruja el pecho, allí donde habita el alma, donde no existe el olvido 


24 de Enero


Cada día es un que serías

Una suposición de que harías,

Es extrañar cuando sonreias

Sentir tu calor en la lejania...


En cada suspiro un recuerdo se me aleja

Como noticia vieja que cae en el olvido,

Sentirte a mi lado es lo que pido

Para que a mi ser tu recuerdo proteja.


Se el guardián de mi alma en pena

Se estandarte de mi esperanza,

Vuélveme de mi locura a la templanza,

Y muéstrame que existe una vida buena. 



                          Osvaldo Facundo Benitez Meabe 


1 comentario:

Andres Zuniga dijo...

ha sido un placer pasar por tu blog. Te invito a navegar el mío. Un abrazo
http://andreszuniga-escritor.blogspot.com.ar/